25/2/15

"Jueveros": relato inspirado en una canción

Convocatoria del relato --> http://jwancarlos.blogspot.com.es/2015/02/convocatoria-literaria-este-jueves-un.html

Las pesadillas cada vez son más fuertes y constantes.
Siempre veo lo mismo, una figura espeluznante que me observa sin apenas moverse y yo aunque intento no avanzar mi cuerpo no responde, como si estuviera movido por alguna clase de embrujo o atracción. Siempre me despierto cuando estoy a menos de un metro del «Ser» que me espera, empapado en sudor, con extraños cortes cauterizados, pero con las sabanas manchadas de sangre seca.
Intento no dormir para evitar volver a ese raro mundo compuesto por un pasillo recto, negro, sin puertas, ventanas o cualquier tipo de construcción humana reconocible, salvo el lujoso sillón sobre el que se sienta esa figura.
He vuelto allí, el cansancio me venció, esta vez puede ver mejor y reconocer facciones de aquel que me espera sentado, con un cuerpo hermoso, de corte griego clásico, desnudo y con un tono de piel cobrizo. Su cara muestra una enorme belleza, rasgos fuertes y masculinos. Unos ojos marrones profundos en los que te pierdes al mirarlos, notando como un abismo se apodera de ti y de tu alma. De los laterales de su cabeza dos cuernos enormes, encarnados y retorcidos, de varios centímetros de altura. Sus manos están sobre los apoyabrazos del sillón, que golpea musicalmente con los dedos mientras espera que me acerque a él. Me desperté justo antes de que empezara a hablarme.
Necesito volver a ese mundo onírico, no quiero rehuirlo, pero por desgracia no soy capaz de dormir y eso que llevo varios días despierto, tumbado sobre la cama, sin comer ni beber, dejando que mi cuerpo sea consumido por la necesidad de volver allí y del cansancio de no tener alimento, pero soy incapaz de conciliar el sueño. Pestañeo de forma lenta y pausada, veo como poco a poco mi habitación se va tornando hacia ese pasillo que deseo, mi felicidad hace que camine rápido hacia aquel a quien quiero ver, vuelvo a congratularme de su visión y me siento orgulloso de oír su voz por fin.
Despierto con energías renovadas mientras repito de manera continuada la frase que me dijo.
—Yo soy el Diablo y tú estas aquí para realizar mi trabajo


21 comentarios:

  1. Inquietante..te lo lees de un tirón y un susto todo junto, pertubada por esa aparición y ese mensaje.
    Muy buen relato para acompañar un tema que no conocía. Me gustó....

    un fuerte abrazo juevero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, me alegro que te haya gustado la entrada.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Me has llevado a sentir el pánico por todo el cuerpo y la música a golpe de batería lo potencia.
    ;e ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado.
      Un saludo y gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar
  3. Una inquietante historia.
    Lástima que el video no está disponible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pues no se porque da error, y la cosa es que solo le pasa a cierta gente, una pena ya que merece la pena este grupo.
      Un saludo y gracias por comentar

      Eliminar
  4. Excelente, un relato que llega a crear un buen climax de angustia. Se pueden sentir las sensaciones de horror al tiempo que de deseo del pesonaje.
    No conocía el tema, pero me ha cautivado ese constante martilleo del timbal en un tema que acompaña perfectamente al relato.
    Muy bueno.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por pasarte y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Un relato realmente inquietante, y la música que lo acompaña.
    Me gustó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. El relato pone los pelos de punta, creando una atmósfera opresiva y onírica.La música no la conocía pero le viene genial al relato aunque no sé inglés para saber lo que dice. Me da un poquito de miedo el diablo pero si es tal y como lo describes yo quiero ir un poquito al infierno ja ja !
    Veo que has solucionado lo del enlace directo al relato, mucho mejor así, más fácil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que así es mucho mejor ya que facilita las cosas a todos.
      Un saludo y gracias por pasarte y comentar

      Eliminar
  7. Me gustó mucho la historia! Es impactante. No pude ver el video, pero volveré a intentarlo más tarde.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y pasarte, no entiendo por que a algunos si deja y a otros no, pero sin buscas por youtube seguro que encuentras varios videos de este grupo.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Tu relato, sabe bien cómo transmitir inquietud desde el comienzo del sueño, hasta las horas de desesperado insomnio. Un clima angustiante que bien acompaña al tema musical escogido... o viceversa. Me gusta este tipo de historias que ponen los pelos de punta!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  9. Ufffffffffffffffffff que impactante tu relato, has conseguido que la música y el texto se fundan en uno solo. Se me erizaron los cabellos de la angustia que pase al leerte.
    Besos amigo.

    ResponderEliminar
  10. ahhhhhh...terrible tentación que va ganando terreno insinuándose primero para instalarse firmemente después... muy buena estrategia para engancharnos en tu relato
    =)

    ResponderEliminar
  11. He leído tu texto con el sonido de la música de fondo y bueno, toda una experiencia. He estado presente en ese sueño, he sentido la angustia del personaje sobre esa cama a la espera de regresar. Muy bien encajada cada letra a cada nota. Atrapante, esa es la palabra para mi. Lo he disfrutado.
    Y el final, redondo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Se ve irresistiblemente atraido hacia ese ser que no parece tener prisa por seducirlo pues sabe que más temprano que tarde caerá cautivado ante su magnetismo diabólico (nunca mejor dicho). La música pone un fondo tremendo a ese relato bien construido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Muy bien lograda esa mezcla de terror y atracción que nos intriga hasta que se impone la segunda en ese final.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. La noche, que traidora es la noche. Pesadillas compartidas inmersas en un frenético y secuencial ritmo del que es dificil quedar al margen.
    Me gustó el relato. Seducción que acompaña despierto.
    Abrazos

    ResponderEliminar